Una de las primeras en florecer, la fresia posee un característico y agradable aroma. ¡Encantadora!

Las fresias son flores de exterior, pueden ser plantadas tanto en macetero o directamente en la tierra del jardín, son excelentes para orillar jardines. Deben ser regadas día por medio, y si se encuentran bajo mucho sol pueden regarse todos los días. Las fresias están disponibles en blanco y en diversos colores.

Las blancas poseen un agradable perfume, mientras que las de color no lo poseen, por lo cual se pueden mezclar las blancas con las de color para tener un jardín más colorido y perfumado.

d0j_900

Perteneciente a la familia de las Iridáceas, engloba diversas variedades como la fresia Armstrongii, la fresia refracta, alba, leichthinii y xanthospila. Llamada así en honor a F.H. Freese, médico alemán del siglo XIX, tiene su origen en el sur de África y se dice que es el símbolo de la inocencia.

[spoiler title=”VER NOTA COMPLETA”]

d0k_900

Una flor de altura

Se trata de una bulbosa, un tipo de planta que posee un tallo subterráneo con forma de cebolla. La freesia alcanza entre 20 y 40 cm de altura y posse hojas largas y estrechas, de color verde oscuro, que alcanzan una longitud de más de 15 cm. Las flores son acampanadas, de unos 3 ó 4 cm. de largo, con colores muy variados, desde el blanco hasta el violeta o rojo.

La planta florece anualmente, en primavera, manteniéndose durante unos quince días fresca y viva, con una fragancia muy agradable y embriagadora.

d0l_900

Plantación en otoño
Aunque se puede reproducir por semillas, lo habitual es plantar los bulbos. La época para sembrarlos es el otoño, siempre que no haga mucho frío, porque la freesia no aguanta bien las heladas, En caso de ser un clima duro, conviene hacerlo al final del invierno. Lo más adecuado es ubicarlos en un lugar donde dé bien el sol, ya sea en suelo o en macetas, y siempre con una tierra fértil, incluso abonada previamente, ya que necesita muchos nutrientes.

La profundidad a la que se tienen que colocar es de algo menos de 10 cm. y con una distancia similar entre ellos para que puedan crecer nuevas raíces. Además, conviene situar una vara al lado de cada bulbo, porque facilitará que la planta se enderezca cuando vaya creciendo.
d0m_900
Cuidados

Es un vegetal poco afectado por parásitos, por lo que no serán un problema a tener en cuenta.

En cuanto al riego, debe efectuarse cada dos o tres días cuando brota y florece. Luego se espacia más y finalmente se suspende cuando se seca. Conviene que las freesias estén siempre situadas al sol, porque son la temperatura y la intensidad de la luz las que regulan la floración, que se produce unas ocho semanas tras la plantación, y garantizan un crecimiento adecuado.
d0n_900
Recolección

Cuando la planta está ya seca y la tierra no tiene humedad, hay que recolectar los bulbos que servirán para el próximo año. Es importante dejarlos al aire y después guardarlos en cajas en un lugar seco, separados por colores, para evitar que éstos se mezclen en próximas temporadas. De lo contrario, las flores tienden con el tiempo a adoptar un tono anaranjado debido a la mezcla de colores.

Aunque las flores se mantienen unas dos semanas, también son un bonito elemento decorativo para la casa, como flor cortada, bien solas o formando ramos con otras especies. El mejor lugar para cortar es desde el nacimiento de la espiga y el mejor momento, justo cuando la primera flor se está abriendo, ya que las demás irán apareciendo posteriormente.

[/spoiler]
0 Shares