Mis varices desaparecieron, Aplica estos remedios

Por lo general aparecen en las piernas, pero también pueden formarse en otras partes del cuerpo. Estas suelen aparecer más en las piernas de las mujeres y hacen que algunas no les guste enseñar sus piernas porque estéticamente no se ven bien.

Pero si quieres acabar con ese problema de una vez por todas, nosotros te compartiremos un potente remedio casero para las várices, con el cual podrás utilizar falda nuevamente y no preocuparte por el que dirán. Continúa leyendo para que te enteres de este remedio.

Remedio casero para las várices

Este remedio casero es muy fácil de preparar, además de que contiene ingredientes que se pueden conseguir muy fácil.

Ingredientes:

Media taza de jugo de zanahorias
Media taza de pulpa de aloe vera
Vinagre de sidra de manzana

Método de preparación:

La preparación es muy fácil solo tienes que añadir en una licuadora la zanahoria y el aloe vera y proceder a batirlos. Durante el proceso, añadir el vinagre de manzana hasta que una mezcla homogénea se forme con una consistencia similar a una crema.

Método de uso:

Puedes usar esta mezcla varias veces al día para obtener mejores resultados. Recuerda usarla todos los días para que pueda ver los resultados deseados.

Otros remedios caseros para las várices

Ajo: Otro de los ingredientes que no puede faltar en un tratamiento natural para las várices, es el ajo. Este es fundamental ya que ayuda a desinflamar las venas y también mejora la circulación. Puedes consumirlo de forma tradicional con tu dieta o también te recomiendo usarlo como pomada con alcohol. Aplícala 4 veces a la semana.

Descubre Lo Que Esta Infusión De Avena Puede Hacer Para Tratar Con El Vientre Hinchado
Vinagre de manzana: Prepara unas efectivas compresas de vinagre de manzana, con un paño que debes mojar con vinagre y poner sobre las várices. Déjalas reposar sobre en la zona, o si prefieres puedes hacerte un suave masaje con el paño, con movimientos de abajo hacia arriba.

Baños de inmersión: Finalmente encontramos un remedio muy sencillo y efectivo. Para prepararlo necesitarás una tina o un balde en el cual puedas sumergir las piernas. Llena de agua el recipiente, agrégale sal marina y una taza completa de vinagre de manzana. Sumerge tus piernas en este agua por 20 minutos mientras las masajeas suavemente.

228 Shares