Di adiós a los puntos negros con esta mascarilla. ¡Super fácil!

Normalmente aparecen en la nariz o barbilla: son los molestos puntos negros. Especialmente para personas con piel mixta, estos son un verdadero engorro. Pero la batalla contra los puntos negros es dura, porque es casi imposible deshacerse de ellos para siempre. Lo más habitual es que aparezcan en la zona denominada T (frente, nariz, barbilla), porque la piel de estas zonas de la cara produce mucha grasa. Como resultado, se acumula una gran cantidad de sebo en los poros, cerrándolos cada vez más.

No es aconsejable que te los aprietes porque hay muchas posibilidades de que las bacterias entren en los poros abiertos y causen inflamación. Lo que sale entonces es un grano. Esto quiere decir que el problema no se ha solucionado, sino más bien ha empeorado. Ahora, con dos ingredientes básicos puedes crear una máscara facial, con la que conseguirás efectos visibles inmediatamente. Tras un par de aplicaciones, los puntos negros ya no serán un problema.

1. Ingredientes.

Para hacer tu máscara contra puntos negros solo necesitas un paquete de gelatina y leche. Si eres vegetariano o vegano, puedes utilizar pectina (un adhesivo a base de extracto de plantas)en lugar de la gelatina.

2. Mezclar.

Vierte el contenido del paquete de gelatina o pectina en un bol pequeño.
Finalmente, vierte aproximadamente 2 cucharadas soperas de leche.
Mézclalo todo con la cuchara hasta formar un puré.

La máscara ha de tener la consistencia de yogurt líquido.

Cuando obtengas la consistencia deseada, introduce el bol en el microondas durante 30 segundos. Cuando saques el bol del microondas, comprueba con el dedo meñique si la temperatura de la máscara es la adecuada.

Si es así, comienza a extender la máscara sobre tu rostro. Deja las zonas de los ojos y boca sin máscara. Una brocha de maquillar vieja y limpia es muy útil para extender la máscara sobre tu piel. Si no tienes brocha, puedes utilizar las manos. Finalmente, deja actuar la máscara durante 15 minutos.

Cuando la máscara empiece a desprenderse de la zona de alrededor de la boca, ya está lo suficientemente seca para poder retirarla. Retírala de fuera hacia el puente de la nariz para eliminar tantos puntos negros como sea posible.

Inmediatamente después de retirar la máscara, podrás ver los resultados. Para suavizar la piel, es recomendable que uses una hidratante facial, ya que la gelatina reseca la piel.

¡Pruébalo tú mismo! Verás como poco a poco las impurezas de tu piel van desapareciendo.

¡Comparte este sencillo truco con tus amigos y ayúdales a deshacerse de los molestos puntos negros!

0 Shares