Elimina fácilmente cualquier fibroma o verruga tan solo con un ingrediente.

Las verrugas no son peligrosas, sólo puede ser un problema estético. Por lo general, aparecen en el cuello, las axilas, debajo de los senos, los párpados, el vientre y la ingle, pero pueden ocurrir en cualquier parte de la piel. Hay ciertos problemas que pueden ocurrir con las verrugas puedan crecer, sangrar y así sucesivamente.

Tipos de Verrugas 

Hay ocho tipos de verrugas, las más frecuentes y asistidas por los médicos son las “verrugas comunes” y “verrugas de pie”.

Verruga común: Son las más conocidas. Son indoloras y benignas. Su apariencia es igual a la de una coliflor, un bulto de gránulos acuminados de un color indistinto a la piel y con una sensación de aspereza cuando se toca. Pueden ser largas o redondas ya que no tienen una forma definida. Se pueden reconocer por el lugar en el que se encuentran, fundamentalmente en los dedos, debajo de las uñas y, en ocasiones, en los nudillos de las manos, rodillas y cara.

Verruga del pie: También conocida como “papiloma”, las podemos encontrar en la parte baja del pie. Son de consistencias blandas y se pueden detectar porque su color es diferente al tono de piel. Su aspecto varía, pudiendo ser esponjosas, o escamosas. Estéticamente resultan desagradables y, sin tratamiento, muy dolorosas. Se pueden encontrar en los talones o en la yema de los dedos.

Verruga de agua: Suelen tener una apariencia aplanada cuando se presenta en la piel. Esta verruga ataca a los niños y tiene un color traslucido o blanco. Aparece en la cara o en el cuerpo, generalmente en la espalda o el abdomen.

Verruga plana: Por lo general se presentan como pequeñas capas encima de la piel (escasos milímetros que son difícil de detectar), fundamentalmente en la cara en los hombres, y en las mujeres en las piernas. También se presenta en niños. Aparecen a causa de un mal afeitado o por tener la piel irritada.

Verruga lisa: Son de forma plana y difíciles de ver a simple vista. Se pueden reconocer por presentar colores muy diferentes al tono de piel.

Verruga filiforme: Su crecimiento es largo, como una espuela. Son habitualmente confundidos con lunares. Si detecta la presencia de alguno, visite inmediatamente a un especialista. Por lo general se presentan en labios y junto a los párpados.

Verrugas genitales: Estas lesiones cutáneas se aprecian en el ano y los genitales, tanto en los labios superiores e inferiores en las mujeres como en el pene y los testículos en los hombres. Por lo general se manifiestan en los adultos y tiene forma de coliflor, pudiendo agruparse varias. Son la cara visible de una enfermedad de transmisión sexual altamente contagiosa. Además, son una causa de cáncer de cuello uterino.

Verruga en mosaico: Se llaman así cuando hay varias verrugas agrupadas en un punto concreto, generalmente en forma de racimo. Para retirarlas se emplean fundamentalmente tratamientos criogénicos.