Magdalenas de mantequilla y mis trucos para conseguir una “Bonita montañita”

Aprende de la mano de nosotros a preparar unas magdalenas que quedaran más sabrosas que si las compraras de la pastelería número uno del mundo

Las Magdalenas de mantequilla son una rica merienda para llevar al colegio o para disfrutar en una fiesta, se pueden acompañar con una taza de leche o un rico café con leche si eres un poco más grande pues son ricas para todas las edades.

Hoy vamos a enseñarte a preparar unas ricas Magdalenas que tendrán una apariencia de montañita muy graciosa y que podrás usar y decorar con pequeños volcanes, se verán maravillosas y además son riquísimas.

Hacerlas no te quitará mucho tiempo pero si te ahorrará mucho dinero a la hora de querer ofrecer una rica merienda, toma nota de la receta y corre a prepararlas estamos seguros que de que te gustarán.

Por favor te pedimos que después de hacer esta receta no ayudes a compartirla en todas tus redes sociales, de esta forma sabremos que te ha gustado el artículo y esto nos motiva a seguir escribiendo artículos de interés para ti.

Receta para hacer Magdalenas en forma de montaña 

magdalenas

Para preparar estas Magdalenas de mantequilla vas a necesitas los siguientes ingredientes:

  •  3 tazas de harina
  • 4 huevos
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de mantequilla
  • Ralladura de limón
  • ½ taza de aceite de girasol
  • ½ taza de leche
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 pizca de sal

Derrite la mantequilla en el microondas, mezcla los huevos en un bol con el azúcar mientras la mantequilla se pone a temperatura ambiente, mezcla los huevos con la batidora hasta que se vuelva una mezcla un tanto blanquecina.

Añade la ralladura de limón y la mantequilla, el aceite y la leche, aparte mezcla la levadura con la harina y la sal antes de integrar a la mezcla de los huevos, tamiza y ve incorporando a la mezcla poco a poco mientras vas revolviendo de forma envolvente.

Guarda en la nevera por 1 hora, calienta el horno a 220°, busca un molde para hornear Magdalenas y coloca los forros llamados capacillos en cada uno de los huequitos para verter la mezcla, si los tienes puedes usar también los moldes de silicón.

Rellena cada uno de los espacios de forma que cuando crezcan no se boten, es decir, deja un espacio de un dedo y medio de altura para que al crecer no se boten, antes de meter al horno espolvorea con azúcar, no le pongas mucha azúcar para que no forme una capa dura.

Al guardar la masa en la nevera se logra que la capa de arriba se ponga fría y la parte del centro busque salir a la superficie y se forme la montañita que dará ese aspecto de elevación que estamos buscando.

Esperamos que puedas preparar esta receta y que nos comentes que tan te ha quedado, como siempre te decimos que nos gusta leer tus comentarios y sugerencias, esto nos hace saber que llegamos hasta ti y nos motiva a seguir escribiendo artículos fáciles, interesantes y rápidos para que compartas con tus amigos y familiares.

29 Shares