Chicharrón de puerco muy crujiente hecho en mi casa

Te gusta la carne de puerco pero sobre el chicharrón pues te diremos cómo puedes hacerlo en tu propia casa para que puedas disfrutarlo.

Los chicharrones de cerdo son muy ricos y los puedes cocinar en tu casa ya no tendrás que salir cuando te dé un antojo de comer panza de cerdo o chicharrones, pero debes comenzar a prepararlos con tiempo pues la cocción tarda como dos horas más o menos.

Hay una forma muy fácil de preparar estos chicharrones en casa sólo debes agregar agua sal y bicarbonato de sodio, esperamos que puedas preparar esta receta y que te guste tanto como a nosotros, quedará muy buena.

Estos chicharrones de puerco quedan muy crujientes y sabrosos y los puedes comer en salsa o con una tortilla bien caliente o con un picante si te gustan los sabores fuertes.

Si te gustan los chicharrones de cerdo esta es una receta que debes preparar, estos son muy comunes en varias partes del mundo pero no todo el mundo lo sabe preparar para que queden crujientes, peso hoy con paciencia lo vas a lograr.

Receta de chicharrones crujientes

Lo primero que vas a hacer es colocar a hervir agua, cuando el agua está a punto de ebullición agrega sal y bicarbonato de sodio, luego la panza cortada en trozos,  se pueden usar varias partes del cerdo pero en esta oportunidad lo vamos a hacer con la panza.

Si sientes que le falta sal, agrega más, así los preparan en el norte de Nicaragua para que queden más crujientes y sabrosos, ya verás.

A medida que se vaya cocinando el chicharrón se va a ir consumiendo el agua, en el agua no se verá ningún rastro de grasa, debes tener mucha paciencia para que el agua se evapore mezcla constantemente con una cuchara de madera.

Probablemente después de haber pasado una hora o una hora y media el agua se ha evaporado y el chicharrón comienza cocinarse con su propia grasa, no hará falta que le coloques aceite este saldrá solo de la grasa del cerdo.

Se va a ir tornando un color doradito, deja que se frían muy bien revolviendo de vez en cuando para que no se peguen.

El momento de sacarlo de la cocina dependerá de ti, sí te gusta más crujiente o menos crujiente, al llegar al punto de tu preferencia sácalo con una escurridera y colócalo sobre un papel absorbente y ya estarán listos para comer.

Como ves es muy fácil lo único es que tienes que tener un poco de paciencia y prepararlos con tiempo, ¿Nos cuentas como te han quedado?

90 Shares