El analgésico natural que funciona como la morfina que se puede encontrar en su patio trasero

Shares 195

Gracias a nuestra naturaleza encontramos plantas llenas de muchas propiedades beneficiosas y así podemos tratar muchas enfermedades en nuestra salud, en general.

Hoy te presentaremos un analgésico natural que funciona como la morfina, este analgésico lo puedes encontrar en su patio trasero.

Se trata de la lechuga silvestre, no es lechuga que venden en los mercados, si no es una planta con diversas propiedades, entre ellas propiedades psicoactivas y sedantes.

A continuación te dejaremos los beneficios de esta poderoso planta para tu salud y la forma de la preparación. No le piense dos veces, empiece a tomar esta infusión y te sorprenderás con los resultados.

CONOCE TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTA PLANTA QUE ES ANALGÉSICO QUE QUIZÁS TENGAS EN TU JARDÍN:

  • Sedante
  • Inquietud
  • Insomnio
  • Indigestión originada por estrés
  • Problemas respiratorios
  • En pocas palabras sirve para cualquier cosa que tenga que ver con la alteración de nuestra conducta a nivel emocional.

Otros beneficios

Espasmos y calambres

  • Con tan solo incorporar esto a tu dieta diaria podrás limitar estos problemas debido a su alto contenido de vitamina.

Disminuye el dolor

  • Muchos le dicen la lechuga de opio pues tiene la habilidad de adormecer y no genera mucha adicción a corto plazo.

Ingredientes necesarios:

  • 1 vaso de agua
  • 3 hojas de lechuga
  • 4 hojas de menta fresca
  • 1 cucharada de miel

Modo de preparación y consumo:

  1. Lo primero que haremos es lavar bien las hojas de lechuga y menta fresca. Es importante que las desinfectemos bien.
  2. Ahora vamos preparando ya la tetera con la taza de agua. Lo primero que pondremos son las 3 hojas de lechuga, dejando que llegue a ebullición. La cocción de la lechuga debe durar unos 15 minutos. Una vez lista, retiramos estas hojas.
  3. Ahora, con la misma agua, añadimos ya las hojitas de menta. Dejamos que hierva para después, permitir que repose unos 5 minutos.
  4. Ya podemos filtrar el contenido y llevarlo a nuestra taza favorita. Añadimos la cucharada de miel y removemos bien. Esta infusión deberemos tomarla todos los días una hora antes de acostarnos, bebiéndola poco a poco.
  5. Recuerda que para lograr un buen descanso, es necesario que sigamos unas rutinas. Cenar ligero y siempre dos horas antes de ir a dormir. Ten en cuenta también que es necesario que dejemos a un lado los ordenadores y el teléfono móvil. Este tipo de ondas estimulan nuestro cerebro y nuestro sistema nervioso, impidiéndonos descansar. Una vez hayas cenado, déjalos ya a un lado hasta el día siguiente. Toma un baño caliente y después, bébete esta magnífica infusión de lechuga, menta y miel.

Siempre consulta a tu médico si tienes alguna pregunta sobre alguna condición médica.

Shares 195