Trucos para aguantar los tacones sin dolor

Usar tacos altos estiliza las piernas y algunas mujeres incluso dicen que las hacen sentir más sexys y seguras. Sin embargo, hay un problema: pueden causar dolor y molestias en el pie. Muchas de mujeres se declaran amantes incondicionales de los tacones, sin embargo, es difícil aguantarlos varias horas y qué decir de todo el día.

Pues, aunque parezca mentira, es posible si se saben usar los trucos adecuados para lograrlo.

  1. Asegúrate de usar el tamaño correcto de calzado.

El principal error que cometen las mujeres, pues no tienen en consideración que el número de zapato puede cambiar, sobre todo después de tener hijos.

Por ello, es necesario medirse el pie al menos una vez al año, considerando tanto el ancho como la longitud. Para el elegir el número correcto, debes “multiplicar la medida del pie en centímetros por 1,5.

Por ejemplo, si tu pie mide 26 cms., tu talla sería una 39 (26 x 1,5 = 39). Dicho de otra manera, la diferencia entre talla y talla es de 6,66 mm”.

Cinta adhesiva de doble cara.

Un truco frecuente en las celebrites es pegar cinta de doble cara al zapato y a su pie para que se mantenga en su sitio todo el día. Así puedes olvidarte del problema de los zapatos que se salen.

Polvos de talco en los zapatos

Los polvos de talco harán que nuestros pies se fijen mejor al zapato, gracias a ellos se reduce la fricción y  evitamos las temidas rozaduras.

Mientras más grueso el taco, mejor.

Evita los tacos delgados (aguja) porque hacen que el pie se tambalee. Si aún así deseas usarlos todos los días elige aquellos con el talón firme, pero en lo posible trata de utilizarlos sólo ocasionalmente, pues pueden provocarte dolor e incluso deformaciones en el pie.

Crema con ibuprofeno o ampollas de nolotil.

Es recomendable usar una crema antiinflamatoria y analgésica para relajar el pie y que éste aguante todo el día. Debemos tener cuidado y consultar con profesionales en caso de duda.

Prueba un zapato con mayor cobertura a la parte superior.

Mientras más cubierta está la parte superior del pie, es mejor. De hecho, generalmente las botas de taco alto no generan tantas molestias y se pueden usar todo el día. En cambio, las sandalias que tienen sólo correas, son más molestas. Por ello, elige aquellas con las cintas más gruesas que cubran más el pie, sobre todo si eres propenso a las ampollas y heridas por la fricción.

Calcetines húmedos para los diseños de piel.

Cuando vayas a caminar por casa con tus zapatos nuevos para hacernos a ellos, puedes colocar unos calcetines de algodón humedecidos en agua caliente. De esta manera los darás un poco de sí.

Ejercicios para fortalecer.

Si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.

3 Shares